Nuestro compromiso con la calidad nos hace apostar por materias primas de nuestras costas, respetando al producto y a su naturaleza y manteniendo una elaboración artesana tradicional de décadas. Nuestra fábrica, a los pies del Cantábrico y a 100 metros de la lonja de Gijón, nos permite adquirir y seleccionar el mejor bonito del norte y bocarte del Cantábrico.